Diseño de forros para la colección de libros juveniles de Santillana bajo su nueva imagen Lo Que Leo. El trabajo consistió en la ilustración, composición tipográfica y diseño. Así como portada, lomo, contraportada y solapas.

Para el diseño se eligió una linea muy simbólica, con una metáfora muy potente. La figura central se recorta en un fondo de color plano. El texto ocupa casi completamente la superficie de la portada, con la intención de hacerla muy visual para el público joven.